¿Cómo tratan los Quiroprácticos el dolor de cuello y los dolores de cabeza?

¿Cómo tratan los Quiroprácticos el dolor de cuello y los dolores de cabeza?

La columna cervical, o nuestro cuello, comienza en la base del cráneo y consta de siete pequeñas vértebras. Increíblemente, el cuello soporta todo el peso de la cabeza, que es de unos 5,5 kg de media. Como el cuello ayuda a mover la cabeza en casi todas las direcciones, esta flexibilidad y rango de movimiento hacen que el cuello sea muy susceptible al dolor y las lesiones. Por lo mismo el Tratamiento del Dolor Cervical y Dolor de Cabeza son muy importantes.

 

Actividades como movimientos repetitivos, accidentes, caídas y golpes en la cabeza, el envejecimiento normal y el desgaste diario pueden causar lesiones en el cuello que provocan dolor. Puede ser muy molesto, y estas son algunas de las causas más típicas del dolor de cuello:

 

  • Músculos del cuello rígidos
  • Postura sostenida sin pausas activas
  • Posiciones para dormir
  • Lesión o traumatismo
  • Hernia de disco

Muchas personas se quejan de dolor de cuello y dolores de cabeza al mismo tiempo, debido a que la rigidez en el cuello puede ser la causa de los dolores de cabeza. Muchos problemas del cuello pueden irritar, comprimir o tensar los nervios del cuello, provocando un dolor de cabeza.

 

Aparte de una postura permanente sin pausas activas y las lesiones, el dolor de cuello puede ser causado por ciertas condiciones médicas, incluido un nervio pellizcado o una hernia de disco cervical.

 

Dolores de cabeza causados por un problema en el cuello

 

Las lesiones, la inflamación y la tensión crónica del cuello a veces pueden desempeñar un papel en la causa de los dolores de cabeza. Algunos de los dolores de cabeza que pueden derivarse de los insultos en el cuello son:

 

Cefalea cervicogénica 

 

Los dolores de cabeza cervicogénicos son dolores de cabeza secundarios, que ocurren debido a otros problemas, como problemas en el cuello, sobre todo a nivel de las vértebras cervicales altas o más cercas de la base del craneo. Algunas de las causas más comunes de dolores de cabeza cervicogénicos son:

 

  • Lesión o trauma en el cuello
  • Inflamación
  • Malformaciones de las vértebras cervicales
  • Tensión en el cuello
Cervicogenic Headaches – can Physiotherapy help? | Gen Physio

Los principales síntomas de una cefalea cervicogénica son una combinación de dolor localizado en cuello y occipucio, que puede extenderse a otras zonas de la cabeza, como frente, región orbitaria, sienes, vértex u orejas, generalmente unilateral, dolor de hombro difuso homolateral y dolor en el brazo.

 

Como los nervios cervicales transmiten señales de dolor, los problemas del cuello pueden desencadenar dolores de cabeza cervicogénicos, que pueden provocar dolor, náuseas, rigidez, aumento de la fotosensibilidad y visión borrosa.

 

Los indicadores de una cefalea cervicogénica pueden variar de un individuo a otro, pero algunos de los síntomas y signos más comunes incluyen:

 

1.Dolor de cabeza unilateral: El dolor de cabeza asociado con la cefalea cervicogénica suele ser unilateral, es decir, afecta solo un lado de la cabeza.

 

2.Dolor en el cuello: El dolor de cuello es uno de los principales síntomas de la cefalea cervicogénica. A menudo, el dolor de cuello se origina en la parte posterior del cuello y se irradia hacia la parte superior de la cabeza.

 

3.Dolor que se extiende a la frente o detrás de los ojos: El dolor de cabeza cervicogénico también puede irradiarse a la frente o detrás de los ojos.

 

4.Dolor que empeora con ciertos movimientos del cuello: La cefalea cervicogénica se puede desencadenar por ciertos movimientos del cuello, como girar la cabeza o inclinarse hacia adelante.

 

5.Rigidez en el cuello: La rigidez en el cuello es otro síntoma común de la cefalea cervicogénica.

 

6.Sensibilidad en el cuello o los hombros: La cefalea cervicogénica también puede estar asociada con sensibilidad en el cuello o los hombros.

 

7.Mareos o vértigo: En algunos casos, la cefalea cervicogénica puede estar asociada con mareos o vértigo.

 

Neuralgia occipital

 

Es un tipo de dolor de cabeza caracterizado por un dolor punzante, que se origina en el cuello y se desplaza hacia arriba. Este tipo de dolor de cabeza afecta la parte posterior de la cabeza, la frente, el cuero cabelludo y detrás de los ojos o las orejas, es un malestar tipo corriente. Esto podría deberse a problemas como:

 

  • Enfermedad del disco cervical
  • Tensión crónica del cuello
  • Artrosis de la columna cervical superior
  • Compresión nerviosa (Neuralgia de Arnold)

 

Occipital Neuralgia

La neuralgia occipital suele ser de un solo lado (aunque puede ser de ambos lados si el dolor de cuello también es igualmente intenso en ambos lados); comienza desde el cuello y luego se extiende hacia la parte posterior, lateral y, a menudo, también hacia la parte delantera de la cabeza. El dolor de cabeza comienza inicialmente en episodios y luego progresa lentamente hasta convertirse en un dolor casi continuo.

 

 

La neuralgia occipital es una afección en la que los nervios occipitales que se encuentran en la parte posterior de la cabeza se inflaman o se comprimen, lo que puede provocar dolor intenso en la parte posterior de la cabeza, el cuello y detrás de los ojos. Algunos de los indicadores más comunes de la neuralgia occipital incluyen:

 

1.Dolor punzante o quemante: El dolor asociado con la neuralgia occipital suele ser punzante o quemante y se localiza en la parte posterior de la cabeza y el cuello.

 

2.Dolor unilateral: El dolor de la neuralgia occipital suele ser unilateral, afectando solo un lado de la cabeza.

 

3.Sensibilidad en el cuero cabelludo: En algunos casos, la neuralgia occipital puede estar asociada con sensibilidad en el cuero cabelludo en el área afectada.

 

4.Dolor que empeora con el movimiento del cuello: El dolor de la neuralgia occipital puede empeorar con ciertos movimientos del cuello, como girar la cabeza o inclinarla hacia adelante.

 

5.Dolor detrás de los ojos: En algunos casos, la neuralgia occipital puede causar dolor detrás de los ojos.

 

6.Entumecimiento o hormigueo: La neuralgia occipital también puede provocar entumecimiento o hormigueo en la parte posterior de la cabeza y el cuello.

 

7.Pérdida de la sensibilidad: En casos graves, la neuralgia occipital puede provocar la pérdida de la sensibilidad en el cuero cabelludo.

 

Dolores de cabeza que pueden causar dolor de cuello

 

En algunos casos, ciertos dolores de cabeza pueden contribuir al dolor de cuello. Estas condiciones son:

 

 

  • La migraña a menudo se asocia con dolor punzante en la cabeza o el cuello.

 

¿Cómo tratan los quiroprácticos el dolor de cuello y las cefaleas?

 

Llevamos 17 años tratando personas con dolor de cabeza y cervical con la aplicación de técnicas quiroprácticas. Trabajaremos con usted para comprender la causa de sus dolores de cabeza y encontrar la rutina Quiropráctica que lo ayude a mantenerlo libre de dolor. La Quiropráctica es una terapia que mejora el sistema neuromusculoesquelético del paciente y ayuda a controlar el dolor mediante el uso de técnicas manipulativas de alta y baja velocidad sobre la columna vertebral para mantener una función óptima del sistema nervioso.

 

La manipulación espinal es una opción de tratamiento eficaz para muchos pacientes con dolor y otros síntomas como el estrés asociado al malestar físico. Las técnicas quiroprácticos pueden ayudar a mejorar el dolor de cuello agudo y crónico, lo que puede reducir la cantidad de dolores de cabeza que experimenta, ya sean migrañas, dolores de cabeza por tensión o una de las muchas otras categorías de dolores de cabeza.

 

Se ha demostrado que la Quiropráctica es de gran ayuda para evaluar, diagnosticar y controlar los dolores de cabeza. La evidencia actual sugiere que la atención Quiropráctica es muy eficaz en el tratamiento de las cefaleas tensionales y cervicogénicas. Los estudios también han demostrado que la atención Quiropráctica ayuda a controlar la intensidad y la frecuencia de las migrañas.

 

El tratamiento incluye:

 

  1. Manipulación o movilización espinal en áreas que producen el dolor cervical o cefalea.
  2. Si es necesario, se evalúa la articulación temporomandibular que puede tener un rol importante en estos casos.
  3. Técnicas miofasciales o masajes específicos en músculos tensos.
  4. Indicación de ejercicios para disminuir la intensidad, frecuencia y duración de las molestias.
  5. Sugerencias nutricionales para generar un ambiente anti-inflamatorio mediante una correcta suplementación y nutrición.
  6. Cambios de hábitos asociadas al buen dormir, posturas de trabajo, etc. 
  7. Seguimiento con cuestionarios específicos para obtener datos reales de tus avances.
  8. …y todo lo necesario para mejorar tu calidad de vida.

 

Si tienes otras dudas puedes revisar nuestra sección de Preguntas Frecuentes, o comenzar ahora con tu tratamiento agendando una hora con nosotros